ANTICUERPO Anti-HBs

Es el último marcador en aparecer, indicando recuperación de la enfermedad, persistiendo durante años. Estos anticuerpos son neutralizantes y confieren protección frente a la infección por VHB. En individuos vacunados es el único marcador que es posible detectar. Al igual que en el caso del HBsAg, se ha descrito un patrón serológico poco frecuente de reactividad aislada para anti-HBs en individuos no vacunados (0,1%-0,5%), pudiendo deberse a reacciones serológicas inespecíficas, que pueden confirmarse por métodos de neutralización o bien por una respuesta inmunitaria incompleta frente a la infección VHB. Asi mismo, se ha documentado la coexistencia de anti-HBs y HBsAg, fundamentalmente en pacientes con hepatitis crónica e individuos de alto riego. Este patrón de reactividad puede ser debido a:

  • Infección por variantes del VHB defectivas de a, o de escape, en sujetos previamente vacunados o en pacientes en tratamiento con interferón.

  • Infección por el VHB tipo 2 en individuos inmunes al VHB.

  • Fenómenos de tolerancia inmunológica.

  • Administración de gammaglobulina específica a un paciente portador del HBsAg.

Títulos superiores a 10 mUI/ml de anti-HBs se consideran protectores; sin embargo, se recomienda la revacunación con títulos anti-HBs comprendidos entre 10 y 100 mUI/ml. Se puede estimar el período de tiempo que dura la protección frente al VHB conociendo el título de anti-HBs tras la última dosis de la vacuna:

  • Si es inferior a 100 mUI/ml, la protección es de, aproximadamente, 6 meses.

  • Entre 100 y 1000 mUI/ml, la protección es de 2 años.

  • Entre 1000 y 10000 mUI/ml, la protección es de 3 a 5 años.

  • Cuando el título es superior a 10000 mUI/ml, la protección se prolonga más allá de 6 años. MARCADORES VIRALES